Precio de la luz: ¿Cuánto cuesta el kW en España?

 
El precio del kilovatio (kW) en electricidad es el importe que el cliente tiene que pagar por el término de potencia. Este concepto es importante porque supone un aspecto de la factura de la luz, sumado junto al término de consumo, el Impuesto sobre la Electricidad, el alquiler del contador y también el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA).

¿Cómo se fijaba el precio de la luz?

El precio de la electricidad se establecía anteriormente a través de subastas trimestrales, donde las compañías pujaban por los paquetes de suministros y se esta manera se fijaba un coste para la energía. Sin embargo, las irregularidades ocasionadas a finales de 2013 y principios de 2014, hicieron que se cambiara el sistema.

Desde el 1 de julio de 2014, el mercado mayorista (pool) se encarga de fijar el precio de la luz para todos los consumidores con el Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC). Esto implica tener 24 precios para 24 horas que tiene el día y a facturar a través de dos modalidades:

¿Quién establece el precio del kW?

El precio del kW queda determinado por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo para la tarifa regulada. Por este motivo, todas las Comercializadoras de Referencia tienen que aplicar el mismo importe, algo que no ocurre con las compañías eléctricas que pertenecen al mercado libre.

Las compañías que pertenecen al mercado libre tienen la posibilidad de escoger el precio de la energía y también de aplicar descuentos para abaratar este concepto. En la mayoría de los casos, referencian este coste al que queda establecido por el Gobierno y así pueden conseguir ofertas más competitivas.

¿Todos los consumidores tienen el mismo precio para el kW?

No, como ya se ha comentado. El precio del kW dependerá del mercado en el que se encuentre como consumidor (regulado o liberalizado), el tipo de oferta que haya suscrito, el precio marcado por la compañía y también los descuentos que aplica la misma.

Esta es la principal razón por la que siempre se recomienda buscar un buen precio, no solo para el kW sino también para el kilovatio hora (kWh), dado que ambos conceptos son los que realmente consiguen un ahorro en la factura de la luz.

Sin embargo, son muchas las comercializadoras que operan en el mercado eléctrico y conllevaría mucho tiempo el ver todas sus tarifas y comprar todos los precios que ofrecen en cada una de ellas.

Este es el principal motivo por el que los consumidores utilizan cada vez más los comparadores de energía. Aplicaciones totalmente gratuitas para los usuarios, que pueden utilizarse en cualquier lugar siempre que se tenga una conexión a Internet, y donde se busca en base a las necesidades del solicitante.

Evolución del precio eléctrico en España

Muchos consumidores se preguntan si el precio del kW ha subido o bajado en los últimos años para determinar si están pagando más o menos. El coste de la electricidad se ha visto incrementado en los últimos trimestres y no parece que el aumento vaya a estancarse en un breve periodo de tiempo.

España es uno de los países que mayor precio del kW tiene en comparación con el resto de países de la Unión Europea. 

¿Cómo puedo ahorrar en el coste de la luz?

El ahorro en la factura de la luz puede empezar con una bajada en el precio del suministro y eso solo es posible si se comparan las tarifas para escoger una mejor. De esta manera, el propio cliente puede asegurarse de cuál es el coste que quiere pagar por el término de potencia y qué descuentos está dispuesto a pactar con la compañía.

Otra forma de reducir el precio del kW es bajando la potencia eléctrica que se tiene contratada. Pero se trata de una gestión que no es muy recomendable, principalmente porque solo se puede hacer un cambio al año, y si se equivoca tendrá que mantener ese término durante 12 meses.

Selectra es el 1er comparador de tarifas de electricidad y gas natural en España, con más de 11 millones de euros ahorrados a sus clientes en 2017.

Saber más