Un asesor energético le atenderá en el

91 076 96 47 Llamada gratuita

Contador de gas natural

El contador de gas natural es un componente que tiene la función de calcular el consumo de gas que realiza el usuario del suministro. Este sistema de medida es instalado por un técnico de la distribuidora cuando se da de alta el gas y tiene un indicador que muestra el volumen de kilovatios hora (kWh) que se han gastado en un periodo de tiempo.

Estos datos son esenciales para que la comercializadora conozca el consumo real del cliente y pueda aplicar el precio del gas natural que ha sido pactado con el cliente. Para ello, se realiza periódicamente una lectura del contador de gas para obtener así los datos que indica o también el usuario puede facilitar este dato a la comercializadora en cuestión.

Índice de consumo del contador de gas

La lectura del contador se realiza periódicamente para determinar el consumo y así reflejarlo en la factura del gas. Este consumo, se mide en metros cúbicos (m3) y se convierten en kWh en el término de la factura. El consumo se compone de una serie de números que van girando mientras se realiza el recuento del consumo de ese determinado periodo de tiempo.

Número de contador de gas

El número de identificación del contador se encuentra marcado en el propio dispositivo. Es importante tenerlo en cuenta a la hora de realizar una mudanza para que la compañía de gas natural realice el cobro del consumo con precisión. En el contador, el usuario se encontrará con cinco cifras, tres grandes y dos pequeñas. Las tres últimas cifras grandes indican el número de identificación del contador de gas natural.

Alquiler o compra del contador de gas

El contador de gas natural puede ser adquirido de dos maneras por el usuario, en alquiler donde la distribuidora se encarga de todo y en propiedad donde es comprado por la propia persona, pero en cada uno de estos casos hay que tener en cuenta varios aspectos que son fundamentales:
  • El alquiler del contador es lo más frecuente entre los usuarios de gas natural. Este trámite consiste en abonar una pequeña mensualidad a la distribuidora de la zona a través de la factura. En este caso, es la propia distribuidora la que se encarga de la instalación, el mantenimiento y del servicio técnico en caso de avería.
  • En el caso de que el usuario decida comprar su propio contador de gas natural, tendrá que pagar el importe correspondiente de instalación. En esta situación, el cliente no tendrá que abonar un importe mensual, pero tendrá que hacerse cargo del mantenimiento y de los costes en caso de avería.
En la tabla que aparece a continuación se muestran las ventajas e inconvenientes de las distintas formas de adquisición de un contador de gas natural:
 
  Ventajas Inconvenientes
Alquiler del contador de gas
  • La distribuidora se encarga de la instalación, el mantenimiento y del servicio técnico.
  • Se abona mensualmente con la factura un coste por el alquiler
Compra del contador de gas
  • No se paga ninguna cuota por el alquiler del equipo de medida.
  • El usuario deberá hacerse cargo de los costes de instalación, mantenimiento y reparación.
 
Por lo general, suele salir más económico alquiler el contador de gas natural a la distribuidora antes que comprarlo, dado que supone una gran inversión y tiene una serie de inconvenientes a tener en cuenta.

¿Quién se ocupa del contador de gas natural?

En caso de tener alquilado el contador de gas, cuando se da de alta el suministro siempre se requiere la intervención de un técnico especializado de la distribuidora, que se hará cargo de toda la instalación y al que no se debe abonar ningún importe en el momento de instalar el aparato de medida.

Si el usuario ha comprado el contador de gas natural a través de una empresa privada, tendrá que ponerse en contacto con dicha empresa para que el técnico realice las operaciones pertinentes, siendo el cliente el que se hará cargo de los costes. Una vez el técnico haya realizado su labor, el cliente deberá enviar un certificado a su distribuidora para corroborar el correcto funcionamiento del contador.

¿Y yo me ocupo del mantenimiento del contador?

En el caso de que el usuario tenga alquilado el contador de gas a su distribuidora, será ésta la que se haga cargo del mantenimiento y de la reparación en caso de avería. Enviará un técnico a la vivienda que no supondrá ningún coste para el cliente.

Si el usuario tiene comprado el contador, tendrá que hacerse cargo de todos los costes de mantenimiento, llamando a un técnico especializado que se encargue de todo y deberá pagar el importe por las acciones realizadas.

¿Quién hace la lectura del contador?

El contador de gas natural mide el consumo de kWh que se ha realizado durante un periodo, pero la lectura del contador también sirve para que esos datos sean reales y no estimativos como puede ocurrir en algunos momentos. Existen dos formas en las que se puede realizar una lectura del contador:
  • Mediante un técnico que acuda al domicilio y realice la lectura del contador.
  • El propio usuario puede efectuar la lectura del contador, acudiendo a éste y fijándose en los números que van rotando según el consumo.  En este caso, es necesaria una verificación de la lectura por parte de los técnicos de la distribuidora, al menos una vez al año.

¿Y si se avería o estropea el contador de gas?

En caso de que el contador de gas se averíe o se estropee, el usuario debe ponerse en contacto con la distribuidora de su zona para que ésta mande a un técnico que repare la incidencia. Este trámite no supondrá ningún coste para el cliente si tiene el sistema de medida en régimen de alquiler.

Si el usuario ha comprado el contador de gas natural, en el caso de que éste se averíe o se estropee, deberá ponerse en contacto con un técnico autorizado que repare la incidencia o problema. El cliente deberá abonar los costes de dicha operación y la distribuidora de su zona tendrá que verificar el perfecto funcionamiento del contador.

Selectra es el 1er comparador de tarifas de electricidad y gas natural en España, con más de 11 millones de euros ahorrados a sus clientes en 2017.

Saber más