¿Cómo puedo reducir la potencia eléctrica contratada?

¿Cómo reducir la potencia contratada?

La velocidad de energía simultánea de la que dispone un hogar es la potencia contratada y se contrata cuando se da de alta la luz en una vivienda. Ésta depende de la cantidad de electrodomésticos que se utilizan al mismo tiempo, del tamaño de la vivienda y del número de inquilinos que habiten en ella. Los hábitos de consumo nunca son estáticos sino que van cambiando con el paso del tiempo.


La medición de este término de potencia se realiza mediante un Interruptor de Control de Potencia (ICP) y corta el suministro de electricidad cuando este concepto se ve superado en el inmueble. Si nunca ha saltado el ICP se puede bajar al menos un tramo de la potencia contratada con la compañía de luz.


¿Por qué tengo que reducir la potencia contratada?

La potencia contratada es el término fijo energético por el que paga el cliente, sea esta consumida en su totalidad o no. Cada hogar necesita proponer un plan de potencia eléctrica diferente que se adapte a las necesidades de electricidad que quiere cubrir en ese momento específico.


Para saber qué término se adapta mejor a cada domicilio, se tiene que tener en cuenta las características de éste, la cantidad de electrodomésticos que se utilizan y el número de personas que viven en él. Si nunca ha saltado el ICP, indica que la potencia contratada es igual o superior a los hábitos energéticos que consume el hogar.


En el caso de que el término fijo contratado sea mayor del que necesita el cliente, éste estará pagando más en su factura de electricidad y le conviene reducir la potencia contratada porque puede suponer un ahorro.


¿Cuánta potencia eléctrica necesito reducir?

Cuando un cliente se plantea la posibilidad de reducir la potencia eléctrica de su vivienda, tiene que estar seguro de que no disminuye demasiado término porque de lo contrario no podría volver a aumentarlo, al menos hasta que no transcurrieran 12 meses desde que se solicitó el cambio.


Para evitar que haya problemas en el término de potencia contratado, la opción más recomendable que puede llevar a cabo el usuario es la de calcular cuál es la potencia necesaria y esta gestión puede llevarla a cabo con dos métodos que son bastante fiables:

  • Estimar la potencia con una calculadora en base a los electrodomésticos que tiene.
  • Consultar a un electricista que le dirá cuál es el término más apto para su vivienda.

La primera opción es totalmente gratuita, dado que esta aplicación se encuentra en Internet e incluso las propias compañías las ponen a disposición del consumidor. La segunda sí que supone un coste que el interesado tiene que abonar íntegramente. Actualmente, para reducir este concepto se tiene que adaptar a unas potencias que están normalizadas:

Potencias monofásicas Potencias trifásicas
3,45 kW 3,464 kW
4,6 kW 5,196 kW
5,75 kW 6,928 kW
6.9 kW 10,392 kW
8,05 kW 13,856 kW
9,2 kW 17,237 kW
10,35 kW 20,785 kW
11,5 kW 24,249 kW
14,49 kW 27,713 kW

¿Quién debe gestionar la disminución de potencia eléctrica?

La gestión de la disminución de la potencia eléctrica debe ser gestionada por Internet o mediante una llamada telefónica a su compañía de luz por parte del titular del contrato. En este proceso se deben aportar una serie de datos imprescindibles para facilitar la tramitación de la reducción de potencia contratada. Los documentos que debe aportar el cliente son los siguientes:

  • Nombre, apellidos y DNI del titular.
  • Potencia eléctrica actual y la nueva.
  • Dirección de la vivienda.
  • Cuenta bancaria para domiciliar todos los pagos.

La distribuidora eléctrica solo permite un cambio de potencia al año, lo que implica que si se equivoca o cambian sus hábitos de consumo, no podrá volver a aumentar la potencia hasta dentro de 12 meses.


¿Tengo que pagar algún importe por la reducción de potencia?

El cliente que desee reducir el término de potencia eléctrica contratada deberá pagar un importe al realizar la gestión. Este coste es de 9,04€ + IVA, en concepto de derechos de enganche, que se abonará de manera especificada en la siguiente factura de luz a la distribuidora de la zona. El coste es el mismo en todas las comercializadoras eléctricas del mercado y es independiente del tramo de potencia que se quiera reducir.

¿Cuánto tiempo tardan en disminuir el término de potencia?

El tiempo estimado para realizar la tramitación de la reducción de potencia contratada es el mismo en todas las compañías eléctricas. Este periodo es de 15 a 20 días hábiles. Durante el cual, el consumidor sigue manteniendo su suministro eléctrico sin interrupción y un técnico de la compañía acudirá al domicilio del cliente para realizar el cambio en el contador.

¿Puedo ahorrar en la factura de luz reduciendo la potencia?

El precio de la potencia contratada es un coste fijo en las facturas de la luz, lo que implica que si el usuario reduce el término de potencia en su domicilio también está ahorrando en la factura de luz, dado que pagará menos por la potencia eléctrica que tiene suscrita con la compañía.


El ahorro dependerá de los tramos de luz que se hayan rebajado en su vivienda, del coste que la comercializadora haya aplicado a ese concepto y de los descuentos que rebajen el precio de la electricidad. El siguiente cuadro calcula el ahorro en base al importe marcado por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo para un periodo de facturación de un mes:

Potencias (kW) 3,45 kW 4,6 kW 5,75 kW 6,9 kW 8,05 kW 9,2 kW
3,45 kW - - - - - -
4.6 kW 3,94€ - - - - -
5,75 kW 7,94€ 3,94€ - - - -
6,9 kW 11,91€ 7,94€ 3,94€ - - -
8,05 kW 15,88€ 11,91€ 7,94€ 3,94€ -  
9,2 kW 19,85€ 15,88€ 11,91€ 7,94€ 3,94€ -

Ventajas e inconvenientes de la reducción de potencia

Mediante la reducción de potencia contratada, el consumidor se asegura de que realmente tiene contratado lo que necesita en ese momento y consigue ahorrar en la factura de la luz. El siguiente cuadro muestra las ventajas e inconvenientes de realizar o no la disminución de potencia eléctrica:

  Ventajas Inconvenientes
Reducción de potencia contratada
  • Supone un ahorro en la factura eléctrica.
  • Adaptación a sus necesidades de consumo eléctrico.
  • Si la potencia se rebaja demasiado, podría llegar a ser insuficiente y saltaría el ICP.
Mantener la potencia contratada
  • Puede conectar más aparatos cuando su consumo sea más elevado.
  • Se asegura de que no le salte el ICP en su vivienda.
  • Está pagando por un término de potencia que realmente no está utilizando. 

Selectra es el 1er comparador de tarifas de electricidad y gas natural en España, con más de 11 millones de euros ahorrados a sus clientes en 2017.

Saber más