¿Puedo saber cuánta potencia eléctrica necesito?

¿Qué es la potencia eléctrica?

La potencia eléctrica mide la cantidad de electrodomésticos que pueden ser utilizados en una vivienda de manera simultánea. Dependiendo de si se utiliza más o menos se necesitará un término fijo mayor o menor.


El consumidor tendrá que tener en cuenta el tamaño de la vivienda, las características de la misma y el número de habitantes. Si saltan los plomos significa que hay que realizar un cambio en el término de potencia.

¿Para qué se utiliza el término de potencia?

El término de potencia contratada es aquel que depende de la cantidad de electrodomésticos que se utilicen simultáneamente y que facilita conocer las necesidades que tiene que cubrir el cliente. La potencia eléctrica es un coste fijo que se abona mensualmente en la factura de electricidad.


Cada índice de potencia supone un coste diferente porque supone tener más o menos término contratado. Es importante saber cuál es el más adecuado para cada hogar y así ajustar el recibo a los requisitos de la vivienda.

¿Cómo puedo calcular la potencia que necesito?

Cada vez son más los usuarios que estiman o calcular la potencia eléctrica que necesitan. De esta manera, conseguir evitar suscribir mucho término o que salte el Interruptor de Control de Potencia (ICP) cortando el suministro. Para calcular la potencia contratada se deben conocer los siguientes factores:

  • Tamaño de la vivienda.
  • Número de habitantes.
  • Cantidad de electrodomésticos que se usan de manera simultánea.
  • Tipo de instalación, que puede ser monofásica o trifásica.

El consumidor puede realizar una estimación del término de potencia que necesita mediante la suma de los kilovatios que consumen los electrodomésticos de su hogar o pidiendo asesoramiento a un electricista. También puede efectuar el cálculo mediante una calculadora de potencia.

¿Qué tipo de potencia eléctrica puedo contratar?

El cliente podrá elegir el término de potencia que mejor se adapte a su hogar según las potencias normalizadas por el Ministerio de Industria. Hay que prestar especial atención, no solo al número de electrodomésticos utilizados sino también al tipo de instalación de la vivienda, y que puede ser monofásica o trifásica:

Potencias monofásicas Potencias trifásicas
3,45 kW 3,464 kW
4,6 kW 5,196 kW
5,75 kW 6,928 kW
6.9 kW 10,392 kW
8,05 kW 13,856 kW
9,2 kW 17,237 kW
10,35 kW 20,785 kW
11,5 kW 24,249 kW
14,49 kW 27,713 kW
 

¿Y si no tengo suficiente término de potencia?

Si el ICP salta, cortando así el suministro eléctrico de la vivienda, indica que se consume más potencia de la que se tiene contratada. Por lo tanto, el usuario deberá aumentar el término fijo que se adapte mejor a los requisitos de su hogar.


Cualquier usuario puede llamar a su compañía eléctrica para realizar un aumento de potencia contratada y aprovechar así para cambiar a una tarifa mejor o una compañía de luz que mejore las condiciones actuales. De esta manera, se puede conseguir un ahorro en la factura de electricidad.


El cambio de potencia sólo puede realizarse una vez al año, por lo que es muy importante que el cliente esté bien asesorado sobre el término que quiere contratar, de lo contrario tendrá que esperar al menos 12 meses para poder realizar otro cambio.

¿Es posible que haya contratado mucha potencia eléctrica?

En ocasiones, el usuario tiene más potencia contratada de la que necesita su hogar. Es muy importante que realice la estimación de su término fijo mediante una calculadora de potencia o con el asesoramiento de un electricista autorizado.


En el caso de que tenga más potencia eléctrica de la que necesita, el consumidor estará pagando de más en cada factura de la luz, ya que la potencia es un término fijo que se abona mensualmente y se mide como kilovatios (kW).


Cualquier usuario puede realizar una reducción de potencia contratada poniéndose en contacto con su comercializadora. Al realizar este proceso, puede aprovechar para cambiar a una tarifa que le salga más económica o incluso cambiar a otra compañía que le ofrezca mejores ofertas.

¿Qué documentos se necesitan para el cambio de potencia?

Una vez esté determinado correctamente el término de potencia que se quiere contratar, el usuario se pondrá en contacto con su comercializadora para realizar la tramitación por teléfono o por Internet. Para efectuar la modificación de la potencia se deben facilitar los siguientes datos:

 
  • Datos del titular del suministro.
  • El término de potencia a la que se quiere cambiar.
  • Nª CUPS de la instalación que aparece en cualquier factura de la luz.
  • Si el Certificado de Instalación Eléctrica tiene más de 20 años o si el término de potencia que se quiere contratar es superior al que permite la instalación habrá que solicitar uno nuevo.
  • Cuenta bancaria donde se domiciliará el pago.

¿Cuándo tendré el cambio del término de potencia?

El cambio de potencia contratada se efectúa en un plazo de 15 a 20 días hábiles. Una vez se hayan aportado todos los documentos necesarios, la compañía enviará a un técnico especializado al domicilio para que realice los cambios oportunos en el ICP.

¿Cuánto cuesta contratar la potencia eléctrica?

El coste de dar de alta la luz es el mismo que el de realizar un aumento de potencia eléctrica. El usuario deberá abonar el precio de los siguientes derechos en la primera factura:

  • Derechos de extensión: 17,37 €/kW.
  • Derechos de acceso: 19,70 €/kW.
  • Derechos de enganche: 9,04 €/actuación. 

Sin embargo, para reducir la potencia contratada sólo se deberá abonar el derecho de enganche. Todos estos aspectos se pagan a la distribuidora de la zona para que envíe a un técnico a realizar todos los cambios. 

Selectra es el 1er comparador de tarifas de electricidad y gas natural en España, con más de 11 millones de euros ahorrados a sus clientes en 2017.

Saber más