Un asesor energético le atenderá en el

91 076 96 47 Llamada gratuita

Aumentar potencia contratada

La potencia contratada es la potencia máxima de electricidad que se puede conectar en un momento preciso en una vivienda. Esta potencia depende de la cantidad de electrodomésticos que haya, del número de personas que habiten en la vivienda y del tamaño de ésta.


Por lo tanto, cada domicilio debe tener un término de potencia eléctrica adecuada a sus necesidades y este concepto se suscribe por primera vez cuando se contrata la electricidad. Además, también se considera el término fijo de la factura de luz porque se paga, incluso cuando el usuario no realiza consumo.


¿En qué casos necesito aumentar la potencia eléctrica?

Se debería aumentar la potencia eléctrica contratada cuando el Interruptor de Control de Potencia (ICP) o limitador de potencia entra en funcionamiento con frecuencia cortando el suministro eléctrico. En este caso, el cliente está solicitando una mayor potencia de la que tiene contratada con su comercializadora.


Si el usuario quiere modificar la potencia eléctrica de su domicilio, debe consultar cuál sería la adecuada mediante una calculadora de potencia o acudiendo a un técnico autorizado que valore el término de potencia adecuada teniendo en cuenta las características de la vivienda y las necesidades del propio consumidor. Pero las potencias están normalizadas como se puede ver en el siguiente cuadro:

 
Potencias monofásicas Potencias trifásicas
3,45 kW 3,464 kW
4,6 kW 5,196 kW
5,75 kW 6,928 kW
6,9 kW 10,392 kW
8,05 kW 13,856 kW
9,2 kW 17,237 kW
10,35 kW 20,785 kW
11,5 kW 24,249 kW
14,34 kW 27,713 kW
 

La potencia eléctrica contratada puede modificarse una vez al año, por lo que el usuario debe estar seguro y bien asesorado a la hora de realizar el cambio de término fijo. De lo contrario, tendrá que esperar al menos 12 meses para poder volver a realizar la gestión y es la distribuidora quien determina que este aspecto.

¿Qué es el Interruptor de Control de Potencia (ICP)?

El Interruptor de Control de Potencia (ICP) es un sistema automático que regula este término, se encuentra instalado normalmente en el interior de la vivienda o en el propio contador si éste es digital. Cuando el usuario sobrepasa la potencia eléctrica contratada el sistema de seguridad corta el suministro de electricidad.


En la actualidad, todas las viviendas deben tener el ICP instalado y las comercializadoras eléctricas sancionarán económicamente a aquellas personas que no lo tengan aún implantado. Este concepto viene detallado en la factura de electricidad como "recargo por ICP" y supone un sobrecoste todos los meses.

¿Quién tiene que realizar el aumento de potencia contratada?

Cualquier usuario del mercado energético puede solicitar esta gestión siempre que sea titular del suministro eléctrico. Esta gestión se puede realizar a través de Internet o mediante una llamada telefónica y para poder empezar con la gestión se deben aportar los siguientes documentos:

  • Nombre, apellidos y DNI del titular.
  • Potencia eléctrica actual y la nueva.
  • Dirección de la vivienda.
  • Boletín Eléctrico necesario solo en dos casos fundamentales:
                o Cuando la vivienda tiene más de 20 años.
                o Si el término de potencia supera la potencia eléctrica máxima permitida por la instalación.
 

¿Es necesario pagar algo para aumentar la potencia eléctrica?

El coste por la gestión del aumento de la potencia contratada tiene un precio fijo para todos los usuarios en función del número de kilovatios (kW) contratados. Además, la factura de electricidad se verá aumentada porque tendrá un término de potencia mucho mayor con más kW contratados. Los derechos que el cliente tiene que abonar a la distribuidora de su zona son los siguientes:

  • Derechos de extensión: 17,37 €/kW.
  • Derechos de acceso: 19,70 €/kW.
  • Derechos de enganche: 9,04 €/actuación.

Los derechos de enganche se abonan para que la distribuidora eléctrica de la zona envíe al domicilio a un técnico acreditado para aumentar el amperaje del ICP. Este precio se abonará a través de la siguiente factura de la luz. 

¿Cuánto tardan en cambiar la potencia contratada?

Tanto para aumentar como para reducir la potencia contratada, el tiempo estimado que tarda la gestión es de 15 a 20 días hábiles. Durante este periodo el cliente no sufrirá cortes de luz y un técnico autorizado acudirá a su domicilio para cambiar el ICP.

¿Pagaré más electricidad ahora?

El precio de la factura de la luz depende de la de potencia contratada como coste fijo y del consumo directo de energía, por lo que al aumentar los kW contratados en la factura aparecerá un aumento proporcional como término de potencia.


El usuario puede cambiar en el mismo trámite a una tarifa de electricidad más barata o cambiarse a una compañía de mercado libre que disponga de mejores descuentos. En la tabla que aparece a continuación se expresan las diferencias de precio dependiendo de los tramos que se aumenten:

 

Potencias (kW) 3,45 kW 4,6 kW 5,75 kW 6,9 kW 8,05 kW 9,2 kW
3,45 kW - - - - - -
4,6 kW 3,94€ - - - - -
5,75 kW 7,94€ 3,94€ - - - -
6,9 kW 11,91€ 7,94€ 3,94€ - - -
8,05 kW 15,88€ 11,91€ 7,94€ 3,94€ - -
9,2 kW 19,85€ 15,88€ 11,91€ 7,94€ 3,94€ -
 

¿Cómo puedo ahorrar en la factura eléctrica?

Incrementar la potencia contratada supone un coste fijo mensual por kW contratados, por lo que al usuario le convendría buscar medidas para ahorrar en la factura de la luz y una de las más utilizadas es buscar una tarifa de electricidad más económica mediante un comparador de electricidad.


A través de esta aplicación, el usuario puede calcular al igual que estimar el consumo aportando datos como la dimensión de la vivienda, número de habitantes, cantidad de electrodomésticos o si conoce su consumo de energía medio anual puede introducirlo también.


Con toda esta información, el comparador de electricidad se encarga de buscar en el mercado todas las ofertas baratas y le presenta un cuadro comparativo para que pueda ver tanto los descuentos como las condiciones que se tienen que suscribir en todo momento. Otra opción para intentar ahorrar en la factura de la luz es a través de reducir el consumo eléctrico con los siguientes consejos:

  • Cambiar la iluminación convencional por aquella de bajo consumo. 
  • Aprovechar las horas solares. 
  • No utilizar programas que requieran calentar con electricidad. 
  • Evitar que los aparatos que producen frío o calor estén muy juntos. 
  • No dejar los aparatos en stand by. 

Selectra es el 1er comparador de tarifas de electricidad y gas natural en España, con más de 11 millones de euros ahorrados a sus clientes en 2017.

Saber más